sábado, 31 de octubre de 2009

PAN DE CEBOLLA

Tenia ganas yo, de hacer este pan, que tantas veces he visto por MR y por fin hoy me he decidido. Me he propuesto hacer pan todos los fines de semana, o todos los que pueda, así que de momento iré experimentando; aunque todavía no me he atrevido con la masa madre, todo se andará.
Me ha sorprendido gratamente este pan, muy crujiente por fuera y con una miga esponjosa y riquisíma, como para hacerse un huevito frito y mojar la yema con el.......o lo que prefiramos.
Os recomiendo hacerlo, seguro que lo volvéis a hacer.





Pan de cebolla

Ingredientes:

230 gr de agua
20 gr de aceite
1 cucharadita de miel
30 gr de levadura fresca
500 gr de harina de fuerza
2 puñados de cebolla frita.
10 gr de sal

Elaboración con thermomix:

Poner en el vaso el agua, el aceite, la levadura y la miel, mezclar 2 minutos, a 37º, velocidad 3. Incorporar la harina y mezclar unos segundos, velocidad 6.
Añadir la sal y amasar durante 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga; añadir la cebolla y continuar amasando un minuto más. Debe despejarse de las paredes, será la prueba de que no necesita más harina.
Dejar que doble su tamaño dentro del vaso. Cuando ya esté volver a amasar, velocidad espiga unos segundos más, para quitarle el aire.
Sacar del vaso y darle la forma deseada. Volver a dejar levar hasta que vuelva a doblar su tamaño, 1 hora aproximadamente.
Hornear durante 30 minutos, a 200º, poniendo la bandeja en su posición más baja.
Dentro del horno tendremos un recipiente con agua, para mantener la humedad, y a falta de 10 minutos, rociaremos el pan con un spray de agua, para conseguir una corteza crujiente.


Elaboración tradicional:

Apartar un vaso de agua tibia, y deshacer en él la levadura. Mezclar con el agua restante, el aceite y la miel.
Sobre la mesa de trabajo enharinada, poner la harina y hacer con ella un volcán, donde añadiremos los líquidos e iremos amasando, hasta conseguir una masa elástica, no menos de 10 minutos. Durante el amasado, incorporar la sal. Hacer una bola y poner en un bol, lejos de corrientes, tapamos hasta que doble su volumen.
Volvemos a amasar para quitar el aire y damos la forma deseada. Dejamos cubierto, sobre papel de hornear, hasta que haya doblado su tamaño.
Metemos al horno y dejamos hornear durante 30 minutos, a 200º. Dentro del horno tendremos un recipiente con agua, para mantener la humedad, y a falta de 10 minutos, rociaremos el pan con un spray de agua, para conseguir una corteza crujiente.





6 comentarios:

Espe dijo...

yo nunca he hecho pan,me tendere que animar.jo,esa cebolla de ikea que famosa es,a ver si nos abren en valladolid y lo tengo mas cerca...saludines

Xiela dijo...

Holas, te ha quedado muy bien, igual lo pruevo pero mis amigos, ejem.... ya sabes no me gusta la cebolla.
Besitos

Cris dijo...

Que pan mas rico!! la cebolla le tiene que dar un sabor muy rico, a mi que me encanta la cebolla....
besitos

Curra dijo...

Suelo hacer el pan en casa. Este tiene una pinta buenísima. Me apunto tu receta.
Un beso

Almudena dijo...

Me ha gustado la receta,espero hacerla muy pronto con la panificadora.
Muchas gracias...

Alicia (canelona) dijo...

Tiene que estar divino, a mi me encanta el pan griego, es tambien con cebolla y con aceitunas negras.
Cualquier día me planto en el Ikea de murcia, jajajaja